La Isla del Río Cuale

Como si la selva de las montañas hubiera extendido un brazo verde para acariciar a Vallarta, la isla del río Cuale emergió en el corazón de la ciudad. Esta hermosa isla, el ambiente de tranquilidad, la flora y fauna nativa de nuestro amado destino turístico, fue creado por la madre naturaleza durante el tornado de 1926, el cual realizó una operación propicia que dejó mágicamente al descubierto el corazón del río. 

En estos días, cuando el ruido y la prisa impregnan la vida cotidiana, Puerto Vallarta ya tenía un as bajo la manga para aquellos amantes de la serenidad y la excelente cocina. Esta Isla-Corazón del viejo y auténtico Vallarta, es un escaparate a la gastronomía y cultura locales.

Abrazado por las orillas del río Cuale, la isla se encuentra ubicada entre la zona centro y la colonia Emiliano Zapata, pudiendo llegar por medio de tres puentes de hormigón y tres puentes colgantes de madera. Tras cruzar una de ellas, los visitantes se hallan a sí mismos en un ambiente personal y naturalmente agradable.

Albergando una serie de hermosos restaurantes, el Centro Cultural Cuale, un museo de arqueología y una variedad de locales de artesanos mexicanos; la Isla del río Cuale siempre da la bienvenida con los brazos abiertos los lugareños y visitantes.

La Isla del río Cuale es una larga y angosta franja de tierra de poco más de dos hectáreas. Es densamente forestada por especies como el guamúchil, árbol de caucho, parota, amapa, higueras, mango, bambú, entre otros. También hay muchas plantas y arbustos de jardín. Los tonos verdes de la naturaleza dominan, proporcionando un clima fresco.

Es muy común hallar pericos, ardillas, garzas y muchas otras cantidades de pájaros entre su fauna. Si tienes suerte, puedes ver nutrias jugando en el río. Estar en la isla te da la sensación de tener un pie en la ciudad y el otro en la selva.

Físicamente, la isla se ha transformado y sometido a diversos usos en el tiempo.

Adaptación del texto realizado por el Profesor Juan Manuel Gómez Encarnación.