La Rotonda del Mar

La Rotonda del Mar es como una obra de arte interactiva, pero en la playa.

El conjunto escultórico fue inaugurado el día 30 de diciembre de 1996 y realizado en Guadalajara en los talleres del maestro Salvador Andrade Valdivia. Alejandro Colunga es el autor de las estatuas antropomórficas surrealistas que a la vez sirven de trono para todo aquel que no tema posar junto a las criaturas que parecen estar reunidas para charlar.

El contacto de las estatuas con el sol, el viento marino y las personas que posan en ellas le han dado un color único a cada una de las figuras, el efecto fue pensado por el autor que realizó la obra para la gente de Vallarta que lo recibió hace ya 40 años.

Si bien es cierto que la obra de Andrade no es única en el Malecón y el Malecón II, está reconocida como la más especial de todas, quizá por su encantadora extrañeza o por tratarse de esculturas interactivas, no cabe duda de que ya es parte de Vallarta tanto como la arena o las palmeras.

Si bien la obra salta a la vista por su tamaño, color y popularidad puedes ir directamente a ella dirigiéndote justo donde termina la calle Aldama en la intersección con el Malecón

El también músico de rock, pintor y escultor obtiene su inspiración de la tradición y cuentos mexicanos como La Llorona, Chamuco y aparecen a menudo en su obra, se inspira también en la tradición americana del surrealismo y fantasía.

El originario de la ciudad de Guadalajara, tiene obras en todo México, Estados Unidos, Europa y Sudamérica, pero ninguna como esta que creó especialmente para el Malecón de Vallarta y el disfrute de los paseantes que además de sentarse en ellas, llevan la interacción a niveles intelectuales y fantasiosos.

“Convidados de piedra”, nombre real de la obra, es una charla entre seres mágicos que dialogan desde hace ya 25 años, con el mar, sus visitantes y entre ellos para elucubrar todo aquello que podamos imaginar.

Fuente: MXCity