Patrimonio Arqueológico del Municipio de Puerto Vallarta

La investigación arqueológica del sitio de Ixtapa y del municipio comienza formalmente en 1961 con la expedición del Proyecto A, iniciada por parte del Departamento de Antropología de la UCLA. Arqueólogos y estudiantes de esta universidad realizaron un recorrido por la costa registrando sitios desde la desembocada del rio Santiago en Nayarit hasta la región de la Bahía de Chamela al sur de Jalisco. En su travesía estaba planeado parar en Puerto Vallarta, donde registraron e investigaron varios sitios arqueológicos.

Para 1987 comienzan las investigaciones sistemáticas de Ixtapa por parte del Dr. Mountjoy, quien inicia con la exploración de la Estructura 1, un gran montículo ceremonial al que le habían destruido completamente su mitad norte con maquinaria pesada para utilizar el material como relleno. Este corte dejo un gran perfil expuesto de toda la estructura del cual se realizaron fotos y excavaciones.

Ixtapa es el sitio más grande del municipio y cuenta con una extensión calculada de 60 hectáreas, con un total de 38 estructuras y 7 áreas con artefactos. Fueron tan importantes los vestigios arqueológicos descubiertos en el sitio de Ixtapa, que el 8 de Julio de 1994 fue declarada como Zona de Monumentos Arqueológicos por Decreto Presidencial, dando inicio al proceso de expropiación y protección de una poligonal de 10 hectáreas para  conservar la zona con arquitectura ceremonial y monumental del sitio.

En la actualidad se ha avanzado en la compra de 3 de los 5 predios implicados en la expropiación, lo que representa el 80% de las 10 hectáreas. Pero por otro lado la mancha urbana crece rápidamente y ha ocupado gran parte de las 50 hectáreas restantes del sitio. 

Zona de Monumentos

Por su parte, el sitio de El Palmar de Santo Domingo enfrenta el mismo problema del crecimiento de la mancha urbana. Este sitio está localizado sobre las cimas de unas colinas al suroeste del sitio de Ixtapa, junto al arroyo Santo Domingo.

En 1991 el Dr. Mountjoy registra tres conjuntos arquitectónicos asentados a diferentes alturas fechados para la fase Llanitos (600-900), a los cuales llamó El Palmar de Santo Domingo I, II y III.

El sitio de Santo Domingo I es el más bajo y consiste en un conjunto arquitectónico con dos montículos ceremoniales asociadas a varias estructuras y cuartos. En 1991 se encontraba afectado principalmente por las actividades de la siembra. (Arado, remoción de rocas etc.) y solamente presentaba un pozo de saqueo sobre el montículo 1.

En el 2018 (27 años después), este conjunto se encuentra seriamente afectado por trabajos recientes para la lotificación del terreno. Se abrió primero un camino para acceder a la loma, y después hicieron los trazos de las calles para lotificar, desafortunadamente la maquinaria pesada partió por la mitad el Montículo 2, además de que afectó a varias de las estructuras que se encontraban en este conjunto (mapa dron). Además, el mismo Montículo 2 presenta un pozo de saqueo sobre la cima que es menos reciente pero que no estaba en 1991.

Fotografía Aérea y Mapa del Sitio Arqueológico de Ixtapa

Por su parte El Palmar de Santo Domingo II, es un conjunto arquitectónico ceremonial con una gran estructura tipo palacio asociada a una plaza con montículo y altar central, el cual se encuentra a media altura de la colina. Estaba en buenas condiciones en 1991, ya que solamente presentaba dos saqueos, una al pie del montículo 1 y al centro de la estructura 2 (foto y dibujo altar).

En el 2018 este conjunto presenta nuevas afectaciones principalmente por la construcción de líneas eléctricas de la CFE. La esquina noroeste de la estructura tipo palacio y el muro de contención de la terraza se encuentra afectada por una torre de alta. Y en la cima del montículo 1 se colocó un poste de madera.

En cuanto al El Palmar de Santo Domingo III, este se localiza en la parte más alta de la colina y consiste de un gran conjunto arquitectónico ceremonial, el mayor de todos, con una plaza abierta hacia el norte y delimitada por estructuras por tres costados. La mayoría del conjunto se encontraba en buen estado de conservación en 1991, solamente el extremo noroeste estaba afectado por una torre de electricidad de alta tensión. Además de que se localizó un pequeño pozo de saqueo. 

Actualmente el sitio de Santo Domingo está siendo intervenido por el INAH, como parte del proyecto de salvamento arqueológico la autopista Las Varas – Puerto Vallarta y están a punto de comenzar su segunda temporada de campo. Debido a la importancia de los vestigios encontrados, en particular de los conjuntos arquitectónicos, el INAH recomendó conseguir la protección técnica y legal. También solicitó la colaboración de las autoridades municipales para poder cumplir en esta importante tarea, tanto en caso del sitio del Palmar de Santo Domingo como para el de Ixtapa.

Figurilla
Sahumador

En respuesta a las solicitudes del INAH, el municipio de Puerto Vallarta ha reafirmado su compromiso con el patrimonio cultural de los vallartenses. Y está tomando acciones concretas para colaborar con INAH como órgano auxiliar en la protección del patrimonio arqueológico, ayudando en lo posible a prevenir la destrucción y el saqueo.

En el año 2017 se creó una Coordinación de Arqueología dentro del Instituto Vallartense de Cultura. Esta coordinación tiene como objetivo la gestión de proyectos de protección, conservación y difusión en términos de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, de los respectivos monumentos o zonas, así como de los bienes muebles asociados a ellos, para que dicho patrimonio pueda ser aprovechado de manera sustentable como atractivo detonador de un turismo cultural en Puerto Vallarta.

En este sentido, es prioridad darle continuidad al proceso de protección y rescate de la zona de Ixtapa, iniciada hace más de 30 años por Oscar Rosales, Carlos Munguía y Joshep B. Mountjoy. Por lo que se han organizado varias visitas al sitio junto con autoridades municipales, estatales, federales, ejidatarios, académicos y miembros de la comunidad, con el objetivo de informarles la situación actual del sitio, para “ponerlo en valor” y para que se comiencen a diseñar las estrategias de protección y divulgación. 

Fotografía y Dibujo Estratigráfico de Montículo, Ixtapa.

Como resultado de estas visitas y en recomendación del arqueólogo del sitio, se inició con la gestoría para la creación de un Parque Arqueológico Ambiental en Ixtapa. Este concepto combina técnicas de protección del sitio diseñadas en base a la reinserción de pastos, plantas y árboles endémicos, la cual tiene la doble función tanto de contener el deterioro del sitio, como la de proporcionar un paisaje arqueológico que ofrezca al visitante una experiencia que combine la cultura con la naturaleza.

Por otro lado, también se ha iniciado con los trabajos de protección de El Palmar de Santo Domingo. Primero realizando reuniones con los ejidatarios y autoridades locales para que ayuden con su protección. Segundo, se está colaborando con el INAH en dos temas, uno es brindar el apoyo al proyecto de salvamento arqueológico Las Varas-Puerto Vallarta, que va por su segunda temporada de campo, y el otro es que se está trabajando en la posibilidad a futuro de un proyecto de restauración del sitio para abrirlo al público.

En conclusión, el rápido crecimiento urbano de Puerto Vallarta esta poniendo en riesgo la integridad de los sitios arqueológicos como el de Ixtapa y El Palmar de Santo Domingo, por lo que es fundamental que el municipio mantenga una actitud activa en la protección, conservación y difusión del  patrimonio arqueológico.

Fuente: JUAN JORGE MORALES MONROY