Tritón y Sirena

Creada por el artista Carlos Espino en 1987, la escultura “Tritón y Sirena” se concentra en resaltar la forma humana y se basa en la mitología griega clásica. Se inauguró sobre el Malecón de Puerto Vallarta en 1990.

Esta obra de arte representa a Tritón, uno de los dioses griegos del mar (hijo de los dioses Poseidón y Anfitrite), quien se está acercando a una sirena (antiguamente doncellas de la diosa Perséfone, que atraían a los marineros con su música y voces encantadoras para hacerlos naufragar).

A manera de analogía, esta estatua es una de las más adecuadas para representar a Puerto Vallarta, un destino donde las maravillas del Pacífico se mezclan con las bellezas de la montaña en un encuentro majestuoso y romántico.

Carlos Espino (1953-2019) fue parte de una familia de pintores y escultores italianos. De sus 10 hermanos, fue el único que se dedicó a la escultura de tiempo completo. Su obra se da a conocer en México a través de una exposición itinerante por el sureste del país, la cual fue organizada por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

A lo largo del tiempo, “Tritón y Sirena” se ha movido de ubicación. Actualmente se encuentra donde termina la calle Abasolo en el Malecón de Puerto Vallarta.